11.05.2023
Back Volver

Alzador o silla: ¿qué es mejor para los niños?

Alzador o silla: ¿qué es mejor para los niños?

A la hora de viajar con niños en coche tenemos dos opciones, alzador o silla. Te contamos las diferencias entre ambos elementos para saber cuál es el más recomendable.

La protección de los pasajeros en un vehículo siempre es una prioridad. Pero en el caso de los niños se complica dado que su desarrollo corporal todavía en proceso requiere utilizar elementos complementarios a los cinturones de seguridad.

Los alzadores y las sillas para ir en coche son los más conocidos. De hecho, entre mucha gente no existe una valoración idéntica de ambos accesorios. Algunos defienden más el uso del alzador, mientras otros se decantan por las sillas.

En este artículo analizamos ambas soluciones de seguridad y exponemos sus diferencias, para que puedas concluir mejor cuál de las dos es preferible para viajar con pequeños en el coche.

¿Qué es un alzador?

Un alzador consiste en una superficie ergonómica sobre la que el niño puede sentarse, para que lo sitúe a una altura óptima con la que utilizar el cinturón de seguridad de forma correcta.

En España el alzador se puede utilizar a partir del metro de estatura o de los 18 Kg de peso.

¿Qué es una silla de coche?

Una silla de coche, pensando en la equivalencia al alzador, en realidad es el modelo que consiste en un elevador y un respaldo. Sirve no solo para elevar la posición del niño, sino también para proteger su espalda.

En España la silla de coche, también llamada elevador con respaldo, se puede usar en cualquier momento, si el niño pesa al menos 15 Kg. y obviamente hasta que pueda utilizar correctamente el cinturón de seguridad.

Diferencias entre alzador y elevador con respaldo

Por tanto, la principal diferencia entre alzador y elevador con respaldo se encuentra en esa superficie que tiene el elevador que permanece en la zona de la espalda, entre el niño y el asiento.

En términos de seguridad, estos dos elementos combinados ofrecen mayor seguridad que si optamos solamente por el alzador. Así que en este sentido es una solución preferible.

Pero además, también ayuda a la ergonomía del niño, que notará que va mucho más cómodo con este sistema y, por tanto, es más recomendable en cualquier momento pero sobre todo en viajes largos.

Por otro lado, gracias a cómo queda la posición del niño con el elevador y el respaldo, se puede colocar el cinturón de seguridad de una forma más correcta, sin posibilidad de error como sucede a veces con otras alternativas.

Tiene la ventaja de que eleva al niño hasta una posición en la que puede aprovechar el reposacabezas. Solo tendremos que ajustarlo a la mejor altura para el pequeño.

¿Hay alguna desventaja a tener en cuenta con respecto al elevador con respaldo? En concreto dos que, no obstante, son poco relevantes.

La primera de todas es el espacio que ocupan, algo mayor que un sencillo elevador. Si hay más pasajeros en la zona de detrás, pueden verse algo incómodos ante las dimensiones de este accesorio.

En segundo lugar, una silla con respaldo siempre costará más que un alzador. Pero la diferencia no es abismal y las ventajas respecto a la protección del menor lo convalidan de sobra.

© Mobilize Financial Services 2024. Todos los derechos reservados.